5 de noviembre de 2012

Sigo aquí.

Pero yo sigo aquí, en el mismo sitio. Con las mismas sombras y los mismos riscos asomando bajo mis pies.
Mientras a ti te peinan nuevos vientos con olores que desconozco.
Vas creyendo que seguiré aquí, tus pasos se alejan y tus ojos no se vuelven nunca al compás de mis versos.
Ni te das cuenta, porque tu mundo acaba donde terminan tus manos, no ves que el mundo gira. Gira. Y el tiempo cambia los contornos, desdibuja perfiles, los rehace luego.
Y te alejas y crees que volverás a ver lo mismo si vuelves el cuello.
 Sigo aquí en el mismo sitio, pero el momento se ha ido. Has dejado desaparecer nuestro tiempo.

6 comentarios:

  1. A vueltas..... En busca del bucle cuántico que llegará.

    ResponderEliminar
  2. A vueltas, sí. Lo que no sé es si será un bucle o un cambio de rumbo...

    ResponderEliminar
  3. En cualquier caso, que sea un viento suave el que hinche tus velas.

    ResponderEliminar
  4. Sí da pena, Mónica. Pero reconocer lo que ocurre es necesario.

    Gracias por visitar mi casa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Una gran metáfora
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar